domingo, 14 de septiembre de 2008

Los arcos...y las flechas (de los Navajos)

Salimos tempranito con un frio que pelaba del hotel de los neones, a un típico coffe shop para desayunar un gran desayuno americano: uno tortilla, otro huevos, otro beicon, fruta etc...

Fuimos hacia el Parque Nacional de los Arcos por una autopista que tenía bastantes puntos de interés, dejándonos con la boca abierta por la grandiosidad y la enormidad de los paisajes, así como los grandes cortados, los colores, y la escasísima vegetación y casi nula fauna. Eso sí mucho cuervo negruzco brillante, que los hay por todas partes y grandes como buitres.

En estos puntos vimos ya los primeros mercadillos de los Indios que vendían bisutería y cerámica. A Ino por un cuenco mediano le pidieron $85 (unos 60€)...y dijo ¡que pa' su tía!

Comimos en un pueblo llamado Moab que está en la entrada del Parque. Este país esta lleno de "chicas de oro", en este restaurante había un grupo de tres chicas y un chico de oro, que el más joven tendría unos 80 años, pero se estaban zampando una comilona que solo con verla nos entraban ardores...

Por cierto la camarera que nos atendió se parecía a la abuela de la serie la famosa "Sofia Petrilo" y ya cumplía los 70...

Después de comer nos metimos en el parque ya atardeciendo para ver la puesta de sol desde los famosos arcos. El camino fue muy bonito, con muchas formaciones en forma de Arcos, ventanas, y sobre todo una que era espectacular, con una enorme piedra redonda encima de una roca alargada que se llama la "Balance Rock" o algo así como Piedra oscilante...

La puesta de sol la contemplamos desde un punto de observación del "Delicate Arch" o sea el arco delicado... Allí coincidimos con una señora asturiana que la había dejado plantada su sobrina, en busca de un buen punto para fotografiar. La noche se echaba encima y no aparecía la susodicha sobrina...

Al final entre que la una aparecía, que Javier daba palique a la señora y que se entabló una animada conversación, casi se nos hizo de noche, y ya era bastante tarde cuando salimos por la garita de entrada.
Lo curioso es que estas asturianas hacían el viaje en sentido inverso al nuestro y nos avisaron de la dificultad de encontrar alojamiento en la zona a la que nosotros nos dirigíamos. Así que cogimos "carretera y manta" y tras hora y media llegamos a nuestro hotel de Monticello.

Allí nos esperaba un recepcionista que juraba no estar "fumao", pero lo disimulaba muy bien, o muy mal según otros. El caso es que como era tarde y yo tenía ya el azúcar bajo, nos fuimos a buscar algún sitio para cenar (aquí tarde es todo lo que se hace después de las 21:00h).

Nuestra sorpresa fue que de los tres "cutre-sitios" que había, ninguno nos daba de cenar porque ¡a las 21:30! habían cerrado la cocina...

Así que acabamos en un "Subway" de una gasolinera comprando unos bocadillos para llevárnoslos al hotel, ¡porque también cerraba a las 22:00! y no nos dejaron comérnoslos allí.

En la habitación, montamos un improvisado restaurante, y mientras José Maria le daba a la tecla buscando el hotel en el que estamos hoy día 13.

Hoy, nos hemos levantado temprano ¡como todos los días!, para ir a visitar Monument Valley, pero antes hemos pasado por "Four Corners", el único punto de los EE.UU. donde se juntan cuatro estados: Arizona, Nuevo Méjico, Colorado y Utah.

El punto está explotado por los Indios Navajos que así mismo se integra en la Nación navaja, que es una especie de autonomía que abarca parte de varios estados. Incluso el horario es diferente.

Allí aparte de hacernos la consabida foto "decúbito prono" con una extremidad en cada Estado, picamos y compramos en la multitud de tiendas (mejor dicho tenderetes) de artesania de los Indios.


En la foto, de izquierda a derecha, José María está en Arizona, Javi en Utah, Juan Carlos en Colorado, e Inocente en Nuevo Méjico.

Después de hacernos la foto en el cartel de Nuevo Méjico y pasar por el punto más oriental de nuestro recorrido en coche, fuimos a Monument Valley comiendo previamente en un sitio (bastante cutrillo) llamado "Mexican Hat" o sea el Sombrero mejicano.

Monument Valley es la zona típica de las películas del Oeste, donde se rodó "La diligencia" de John Ford y la del famoso "correcaminos"; de tierra muy roja muy fina y vegetación muy verde haciendo un contraste muy bonito.

Tras mas o menos media hora llegamos a la puerta del lugar y después de abonar los consabidos 20$, iniciamos el recorrido. Entre el camino sin asfaltar y las camionetas de los índios a toda pastilla, que transportaban a los turistas sin coche, ¡hemos comido más polvo rojo en esas dos horas que Rommel en la campaña de África...!


Después de 72 millas ( unos 125 Km.) hemos llegado al hotel de la ciudad de Tuba City desde donde estamos escribiendo estas líneas.
Mañana tenemos un premio extra: ganamos una hora por el paso de Estado. Tenemos previsto visitar el Gran Cañon del Colorado y acabar durmiendo en la población de Williams. Allí nos quedaremos dos noches con lo que significa de no acarreo de maletas por un día...
PD: Sabemos que nos leéis, y os lo agradecemos mucho. Pero os lo agradeceríamos más si pusiérais algún comentario. Así que ya sabéis: al final de este mensaje sale un texto en verde que dice "0 comentarios" (ó 1, ó 2, o los que sean), pulsad ahí y dejadnos el vuestro.



6 comentarios:

Sergio dijo...

para que no os quejéis de que no hay comentarios.
os estamos siguiendo y leyendo :P casi todos los días por lo menos sabemos que estáis bien jajaja. y nada seguir escribiéndonos y pasároslo muy bien por tierras americanas del norte y ya nos veremos cuando volváis a España :).

un saludo a todos.

Marcos dijo...

Buenas a todos, aqui desde Móstoles. Os leemos todos los días pero habia que comentar algo tambien. Nos alegramos de que os lo paseis bien, y esperamos mas noticias vuestras por el blog.

PD: ¿Se os comieron algo los osos? jaja
PD2: Leo da recuerdos para vosotros

Zamo dijo...

Hola .
¿Donde están los chinos?,eso de visitar cuatro estados en un mismo dia solo lo hacen ellos.
Yo ,el año pasado viajé a Almeria y me salió mas barato........es broma.
Cuidaros las cabelleras.

Tus niños bien, ayer dia 14 les dimos otra vez el biberón
Besos

MCM dijo...

Por mi parte, no teneis comentarios porque yo soy una manta, ya hice uno ayer, pero... creo que no os llegó, hoy por teléfono C.Iglesias me ha dicho donde picar, pero ya veremos. Me alegro mucho que lo esteis pasando muy bien. ¡No os quedeis con los Navajos, que cortan! Espero que el día 18 no tengais que comer bocatas, porque yo espero comer de restaurante para celebrarlo cuando vengas.Para ti, Jose Mari y para Ino un beso y para los otros compañerpos que no conozca, saludos.

MCM dijo...

eSTOY EN LA pARROQUIA, EL pADRE pEDRO HA SUBIDO A POR UN CAFÉ PARA MÍ Y MIENTRAS HAGO OTRO COMENTARIO PORQUE ¡yA HE APRENDIDO!, VIEJA PERO... ¡APRENDO!, ENCIMA DE USAR SU INTERNET, ME DAN UN CAFE. YA HAN EMPEZADO LA OBRA Y CREO EN ESTA SEMANA LO ACABARÁ, PORQUE SINO ME VEO COMIENDO DE BOCATAS COMO SI ESTUVIERA EN AMERICA. BESOS.

José María dijo...

Me alegro mucho de que consiguieras entrar y ya he leído tus dos comentarios. Los frailes seguro que te han dado el café con mucho gusto, así que no te preocupes. Dentro de un rato, a ver si ponemos otro artículo contando las experiencias de los dos días en el Gran Cañón. Un beso y que te sea leve la obra (y que te lo dejen bien, ¡estate encima!)